jueves, 21 de marzo de 2013

Cómo mantener las Placas de Bruxismo

¿Qué cuidados tener con las placas miorrelajantes?

La placa de bruxismo o miorrelajante es un dispositivo de silicona que tiene el fin de evitar los daños causados por la contractura muscular repetida de los músculos masticadores. En estos 10 tips le enseñamos cómo mantener su placa de silicona para una mayor durabilidad.




1. No deberá mantenerse en uso más allá del tiempo normal de relajación muscular. Se cambiará justo antes de iniciar el nuevo hábito nocivo.*

2. Su uso en las horas de sueño es suficiente. Debe colocarse luego del último cepillado dental del día y retirarse antes del primero.

3. La placa miorrelajante se debe lavar con agua fría y un cepillo dental (preferentemente exclusivo para ese uso)

4. La pasta dental puede rayar y deteriorar el material.

5. Su colocación en un recipiente con agua oxigenada de 10 volúmenes diluída en agua, periodicamente, ayuda a remover microorganismos.

6. Se desaconseja lavar o colocar el dispositivo en soluciones de clorox (lavandina), detergentes o cualquier otro producto químico de limpieza. Puede dañar el material y hasta deformarse.

7. Después del lavado deberá secarse lo mejor posible con papel.

8. Guárdela en su caja (la placa de bruxismo viene con un estuche plástico perforado) para mantenerla protegida y seca.

9. No la deje en recipientes totalmente herméticos ni a la intemperie.

10. Descontinúe su uso si sintiera cualquier incomodidad al usarla o mover la boca o la lengua, y consulte rápidamente al odontólogo para que solucione el problema. No intente recortarla ni pulirla.

  *Consulte a su odontólogo el tiempo máximo de uso continuado de una placa miorrelajante.

Dr. Alexis Cagnola

Followers